El Estado Islámico y el invierno árabe

Los últimos atentados en Bruselas, el corazón de la UE, vuelven a poner en el centro de la escena la actividad del Estado Islámico en Medio Oriente y sus consecuencias en términos de desestabilización del continente europeo. Escribe Omar Locatelli

A fines de 2015, el pretendido califato del Estado Islámico (EI) sufría un retroceso territorial en su incontenible avance, tanto en Irak como en Siria[1]. EI EI habría dejado de controlar entre 12.800 y 78.000 kilómetros cuadrados, que representan casi un 14 por ciento de su territorio. En diciembre de ese año, las fuerzas iraquíes, con apoyo de la coalición, habían desalojado a los combatientes rebeldes de la localidad de Ramadi (a 100 kilómetros de Bagdad, capital de Irak) y habían impedido el eventual avance del EI hacia la capital. El orgulloso primer ministro iraquí, HaiderAl-Abadi, aseguraba a sus compatriotas y a los líderes mundiales que sus reorganizadas tropas habían recuperado Ramadi y que, entre la próxima primavera y el verano, harían lo mismo con la ciudad de Mosul (lugar donde se proclamó el califato en junio de 2014). Además,anunciaba quela ruta hacia Raqqa (actual capital del califato en Siria) quedaría despejada para la futura derrota militar del EI.A su vez, en Siria las tropas gubernamentales de Bashar Al-Assad, con el apoyo de Rusia y de los combatientes de Hezbollah, recuperaban vecindarios cercanos a Aleppo y aseguraban los suburbios de Damasco[2]. Assad recuperaba un 1,3 por ciento del 14 por ciento que había perdido en 2014.

No obstante, la realidad estratégica indica que EI mantiene su momentum militar, que continúa y hasta incrementa el reclutamiento internacional de seguidores y que retiene el control sustancial del este de Irak y del norte y este de Siria[3]. Como contrapartida, la coalición (grupo de países en contra, liderados por EE. UU., y que incluye a Rusia y a la UE) estudia una estrategia consistente enfortalecer la estructura político-militar en Irak, finalizar la guerra civil en Siria ycrear nuevas fuerzas para concretar ataques terrestres, integrando a países aliados del Golfo, a Turquía y eventualmente a otros Estados europeos. Por su parte, el Pentágono de EE. UU.considera que la degradación militar y económica del EI es una herramienta importante pero solo una parte de la estrategia[4]. La principal necesidad que surge es mantener el alineamiento de EE. UU., Rusia e Irán, y que se incluya al gobierno de Siria. No obstante, el dilema de esa construcción es si debe incluirse o no al presidente Bashar Al-Assad. Por lo tanto, el inicio del fin sigue estando donde comenzó el conflicto: Siria.

Tregua o tragedia en Siria

Los EE.UU. y Rusia, con el apoyo de la ONU, han logrado establecer una tregua entre el gobierno sirio chiita y los rebeldes sunitas, anunciando un plan para un “cese de hostilidades” en Siria. Las bases de las conversaciones entre el gobierno sirio y los rebeldes rondan la liberación de 300 prisioneros del gobierno (casi todos mujeres y niños), el levantamiento del sitio a 15 ciudades para brindar apoyo humanitario y la detención de los ataques aéreos de ambas partes. No obstante, las negociaciones se hicieron sin la presencia del EI ni del frente rebelde vinculado con Al-Qaeda, Al-Nusrah, lo cual implica su volatilidad militar.

El 27 de febrero se inició la tregua con el ingreso de los envíos terrestres de ayuda humanitaria a la población de las 15 ciudades sitiadas –12 por el gobierno sirio (187.000 personas) y tres por rebeldes (12.000 personas[5])–, especialmente en los suburbios de Damasco en la población de Madaya y en las cercanías de Aleppo. No obstante, es interesante conocer, someramente, la evolución que existió desde una tregua hasta el armisticio. La treguaimplica una disposición temporaria entre las partes para detener la lucha.Luego se avanza hacia el cese de hostilidades, que es más formal y duradero.El escalón siguiente es el alto el fuego,que implica un acuerdo negociado acompañado por otros compromisos para apaciguar los enfrentamientos. Por último, se llega al armisticio,que es un acuerdo legalmente vinculante para poner fin a las hostilidades, a fin de negociar un acuerdo de paz.

El avance de la tregua dio paso a un acuerdo de “cese de hostilidades” negociado por EE. UU.y Rusia, que ha ralentizado considerablemente la guerra a pesar de las acusaciones de violaciones en todos los lados, preparando el terreno para las conversaciones que la ONU preveríareiniciar en Ginebra, a partir del 14 de marzo (coincidentemente con el 5to aniversario del inicio de las protestas en Siria que han llevado a una guerra civil que ya lleva más de 250.000 muertos y 11 millones de civiles desplazados).

El enviado de la ONU, Staffan de Mistura, planea lanzar conversaciones de paz sustantivas, centrándose en las cuestiones del futuro gobierno de Siria, con elecciones dentro de los 18 meses y con una nueva constitución, sin especificar la presencia o no del actual presidente[6]. A su vez, también se prepara para reunirse con delegaciones del gobierno sirio y de la oposición, con una idea que recibe mucha atención en este momento,basada en una posible división federal de Siria[7]. Ante la sola mención del proyecto, Arabia Saudita, que apoya a la oposición sunita en Siria, rechazó una sugerencia de Rusia, que al igual que Irán apoya el gobierno de Assad, sobre las conversaciones que podrían acordar una estructura federal para el país.

Es de destacar que después de cinco años de una guerra civil que ha matado a 250.000 personas e impulsado unos 11 millones (3,8de sus hogares y 7,8 millones de desplazados[8]), el territorio de Siria ya está efectivamente dividido entre varias partes, que incluyen al gobierno y sus aliados, a los kurdos apoyados por Occidente, a los grupos de oposición y a los militantes de EI. El proyecto en estudio propone que Siria mantenga su unidad como un solo Estado, mientras que otorgaría una amplia autonomía a las autoridades regionales.

No obstante, el punto de fricción más grande de las conversaciones de paz sigue siendo el destino de Assad[9], respecto del cual los gobiernos occidentales y árabes del Golfo insisten en que se debe ir al final de un período de transición previsto en virtud de un plan de trabajo forjado en Viena el año pasado por las grandes potencias, mientras que sus partidarios, junto con Rusia e Irán, dicen que los propios sirios son los que deben decidir.

El siguiente punto de fricción son los 11 millones de desplazados que huyen de Siria tratando de encontrar un lugar en la Unión Europea por diferentes rutas y medios. Son seis las principales rutas de escape:

-N.º 1: por vía marítima, desde el puerto sirio de Lataquia y de allí a Turquía, para luego seguir por barco a Italia.

-N.º 2: por vía terrestre, cruzando la frontera turca vía Aleppo a Kobane, para, luego de atravesar Turquía, pasar por Bulgaria, Rumania, Serbia o Croacia y llegar a Italia.

-N.º 3: por vía terrestre, a través del sur de Siria hacia Jordania para dirigirse al norte de África, atravesando Egipto, Libia, Túnez o Argelia para llegar a Ceuta o Melilla.

-N.º 4: por una combinación terrestre y marítima a través del norte de África hasta Libia para cruzar en barco a la isla italiana de Lampedusa.

-N.º 5: por vía aérea, siendo la más exclusiva por llegar a la capital de Jordania, Aman, y de allí en forma aérea al Reino Unido.

-N.º 6: por distintos medios se trata de llegar a la Unión Europea desde Grecia vía Macedonia y los Balcanes.

En la masa de las rutas, el cruce y la salida del territorio turco son imprescindibles. Por tal razón, fue una sorpresa para los líderes de la Unión Europea que Turquía solicitara un nuevo conjunto de demandas para ayudar a detener el flujo de refugiados de Siria e Irak y otros migrantes que intentan entrar en Europa. Sus demandas principales se basan en el pedido de tres billones de euros para una nueva asistencia al respecto, un acceso más fácil a los visados para que los turcos puedan ir a Europa y una dramática aceleración de las negociaciones para el ingreso de Turquía al bloque de la Unión Europea[10]. Al momento, hay 13.000 refugiados en Grecia esperando cruzar a Italia, siendo la principal preocupación separar a sirios e iraquíes (vistos con simpatía por la crisis que se desarrolla en sus tierras) del resto que, si bien sufren problemas, se supone que no tienen la magnitud de los anteriores. Además, los países firmantes del Acuerdo Schengen –Hungría, Eslovaquia, República Checa, Austria y Eslovenia–, que implica no requerir pasaportes para transitar por sus fronteras, lo han suspendido.

Aparte de la definición de la guerra civil en Siria y el problema de la imparable ola de refugiados que intentan ingresar a la UE, el flagelo de EI sigue presente y las disputas confesionales internas del Islam se mantienen.

De la Matloumiya a la tormenta perfecta

Cuando en la batalla de Karbala (680 d.C.) se ultimó a los seguidores de Husayn (hijo de Alí y nieto del profeta Mahoma), se escindió de la rama original del Islamismo a un grupo de fieles que interpretaban rigurosamente los designios del Corán. Se creó el partido de Alí (el ShiatAlí) y aparecieron los chiitas. Desde ese momento, surgió la disputa por la preeminencia confesional entre sunitas (seguidores de laSunna, tradición oral de la interpretación del profeta sobre el Corán) ychiitas, dando origen a una responsabilidad compartida por la culpa de la división religiosa llamada Matloumiya.

Al día de hoy, los principales países que aglutinan una gran mayoría de fieles sunitas y chiitas son Arabia Saudita e Irán, respectivamente. La puja sigue presente pues Arabia Saudita (sunita) apoya a los rebeldes opositores de Assad, mientras que Irán (chiita) apoya al gobierno sirio. El pretendido califato sunita del EI, derivado de Al-Qaeda, se enfrenta a combatientes de ambas confesiones. Más allá de que también ambos países son apoyados por otra confrontación estratégica, pues tanto como EE. UU.apoya a los saudíes y Rusia lo hace con los persas iraníes, el EI saca provecho de una indefinición en cuanto a la conducción del plan de acción en su contra.

Además, para mantener una permisiva calma entre las potencias hegemónicas de la región, el grupo P5+1 (los países integrantes permanentes del Consejo de Seguridad de ONU más Alemania) acordaron con Irán una disminución de los elementos de su producción nuclear, que les hubieran permitido obtener armas atómicas de destrucción masiva. Esta situación hizo que Arabia Saudita interpretara un nuevo balance occidental proclive a Irán, razón por la cual quiso atraer la atención de Occidente, ejecutando a un clérigo chiita y a 46 de sus seguidores en diciembre último. Como represalia, manifestantes iraníes incendiaron la embajada saudí en Teherán.

Si a la situación anterior se le agrega el conflicto en Yemen, fronterizo de Arabia Saudita, donde los houthis –rebeldes chiitas yemeníes– son apoyados por Irán, mientras tratan de controlar el estrecho de Bab el-Mandeb (ruta petrolera y comercial desde y hacia el canal de Suez), la preeminencia confesional se agrava. Los saudíes, como respuesta a la influencia chiita, respaldan al gobierno yemení sunita que trata de mantener el orden político. También aquí,el EI busca involucrarse combatiendo a los chiitas pero sin aliarse con los sunitas oficialistas[11].

Como dato aleatorio, Arabia Saudita e Irán son grandes exportadores de petróleo y sufren una baja regular del precio del barril, el cual en el inicio del conflicto estaba a110 dólares y declinó hasta llegar actualmente a los 30 a 40 dólares. Ninguna nación dependiente de los ingresos del petróleo puede resistir rebajas de precios sin hacer frente a una crisis que los préstamos y la compra de tiempo en términos de sus presupuestos nacionales y de su deuda, a tal efecto,pueda resolver[12]. La burbuja del petróleo ha estallado.

Para completar el cuadro de situación, nuevos grupos extremistas, que tratan de lograr su vinculación con el EI, amenazan con nuevos atentados que afectan tanto a comunidades islámicas de ambas confesiones como a otras comunidades. Tal es el caso de Katibat al-Battar[13], formado por yihadistasextranjeros francófonos (belgas, franceses y tunecinos) que llegaron de Libia a Siria, para operar como una organización terrorista independiente. Su ubicación es la ciudad de Dernah, al noreste de Libia, para formar campos de entrenamiento en ese país, y sus acciones se centran en asesinatos, masacres, empleo de armas y fabricación de bombas, bajo el concepto de Inghimasiyum, equivalente a los kamikazes japoneses que no dudaban en morir para cumplir con su misión.

En palabras de un antiguo investigador de la CIA, Bruce Rieder, “la tormenta perfecta” recién comienza a expandirse[14].

La metástasis libia

Cuando el secretario de estado de EE. UU., John Kerry, habló de la “metástasis libia” refiriendo que aún no se había logrado la victoria buscada sobre DAESH[15] (nombre despectivo en árabe del EI) en Siria y en Irak, el resto de la coalición se convulsionó al notar una notoria expansión del conflicto hacia el norte de África y probablemente hacia Europa.

Además, mencionó que Libia se ha convertido cada vez más en un atractivo lugar para los combatientes extranjeros y que su presencia en el sur “es sintomáticapor la dimensión regional del conflicto”. Añadió que los países de la región han estado proporcionando apoyo político y probablemente más apoyo a diversos grupos, alimentando en mayor medida la continuación de la lucha.

Estas afirmaciones se refuerzan más aún cuando los expertos del control de las sanciones de ONU a Libia dijeron que EI ha reclutado con éxito a comunidades marginales en la ciudad de Sirte, a la cual controla, al igual que Raqqa en Siria. También manifiestan que han aumentado su capacidad operativa en la ciudad de Sabratha y en la capital, Trípoli a través de la contratación local, reforzada por el reclutamiento de combatientes extranjeros de Chad, Mali y Sudán. Al igual que en la época de Gadafi, se estaría formando un “ejército de pobres”, por los montos del reclutamiento que rondan los 1000 dólares para gente que gana solo un dólar por mes[16]. Actualmente, se calcula la existencia de 6500 combatientes yihadistas[17].

Desde 2014, el gobierno libio reconocido internacionalmente se ha convocado en el extremo este del país(Tobruk), mientras que un gobierno rival se posesionó de Trípoli. La ONU ha estado tratando de ayudar a forjar un gobierno de unidad para reactivar los servicios a millones de personas y confrontar a los distintos grupos extremistas. Por tal razón, el EIha aprovechado esa situación de partición separatista, dominada por diferentes grupos caracterizados como “señores de la guerra”, para instalarse en una nueva región. Además, a partir de la intensificación del accionar en su contra en Siria e Irak, ha desplazado su potencial bélico (conducción incluida) hacia zonas menos controladas y en conflicto.

Al momento, la opción prevista por el Pentágono de EE. UU.es atacar en forma aérea entre 30 y 40 blancos, separados en cuatro zonas. Las operaciones buscan neutralizar campos de entrenamiento, tal cual sucedió en proximidades de Sabratha[18], junto con centros de comando, depósitos de municiones y otros blancos de importancia militar. A su vez Francia, Italia y el Reino Unido han ofrecido tropas comandos para combatir al EI[19].

El desplazamiento del EI indica el principio del final de su califato o la impotencia de la coalición para degradar su poderío e impedir sus avances. ¿Habrá llegado el “invierno árabe” a la región?

El invierno árabe

El mundo está tan centrado en las crisis de Irak, Libia, Siria y Yemen, que es fácil olvidar una de las potenciales partes generadoras de ellas: el EI. Tanto la muerte de Abu Omar al-Shishani (también conocido como Omar el checheno), supuesto ministro de Defensa de EI, como el descubrimiento de 22.000 nombres de los yihadistas integrantes, así como la detención del experto en armas químicas, Sleiman Daoud al-Afari, no ameritan pensar que el fugaz surgimiento de EI está en decadencia.

La herencia de un violento extremismo islámico confesional que ha provocado tensiones seculares y étnicas, permitiendo abusos por parte de regímenes autoritarios, sigue vigente.El EI es también un producto sectario de los trastornos políticos y confesionales en la región. Las principales potencias hegemónicas regionales siguen en conflicto a pesar del apoyo de aquellas extrarregionales[20]. Los niveles de amenaza involucran no solo a los miembros regionales de la coalición por su vecindad, sino también a los miembros europeos y no europeos por la dispersión y ocultamiento de los diferentes grupos extremistas, que día a día se forman y tratan de vincularse al EI.

Si bien los miembros de la coalición tienen intereses comunes, sus entendimientos son cada vez menos comunes. Los intereses económicos petroleros, tanto de exportadores como de importadores,se han moderado. Además, si bien la coalición se formó para la degradación delEI, EE. UU.busca imponer los suyos sobre Rusia, tanto como Arabia Saudita busca desbalancear la influencia de Irán sobre Irak, Siria y Yemen. No obstante,cualquiera de las influencias mencionadas no asegura la total derrota de EI en Sira e Irak, ni que los rebeldes sirios o la permanencia d Assad en el poder sean la solución a la guerra civil.

Irak sigue siendo una zona de amortiguación entre los saudíes e Irán. Tanto como declina la influencia de Arabia Saudita aumenta la de Irán, no solo militar sino también política. La presencia de la Guardia Revolucionaria Republicana y de miembros de la Fuerza Quds (ambas iraníes) en Siria, Irak y eventualmente en apoyo del libanés Hezbollah son claras muestras del intento de estar decididamente involucrado, tanto en la faceta militar como política. A pesar de la supuesta disminución de su capacidad nuclear, el aumento de su capacidad misilística es una clara amenaza para blancos regionales militares e infraestructura de fuentes de energía, de refinerías petroleras y de facilidades desalinizadoras.

Luego de cinco años de una compleja crisis, sin que se haya encontrado una solución, puede pensarse que el “invierno árabe” se ha instalado.

Una de las soluciones también está en el entendimiento con Turquía. Puede ejercer una doble función al facilitar el control de la emigración sirio-iraquí y ser la eventual fuerza armada para enfrentar a los combatientes de EI en Siria[21]. Además podría encabezar la cooperación de tropas terrestres de la misma confesión y acciones que la vinculen con Rusia y con Irán.

La otra solución, concurrente con la primera es favorecer la presencia terrestre de tropas de los países del Golfo. El reciente ejercicio “NorthernThunder”, dirigido por Arabia Saudita en febrero de 2016 en Hafr al Batin, que involucró a 150.000 tropas de 20 países que incluyen a Arabia Saudita, Kuwait, Bahréin, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Jordania, Pakistán, Djiboutí, Mauritania, Senegal, Sudán, Chad, Túnez, Marruecos, Comoras, Mauricio, Malasia, Egipto y Maldivas. (2450 aviones, 460 helicópteros y 20,000 blindados), es un ejemplo y una señal para balancear la influencia iraní

El mundo debe entender que no es una “lucha de civilizaciones” sino “una lucha por las civilizaciones”. Inshallah (quiera Dios, en árabe) que el calor regional haga disminuir los intereses políticos económicos comunes de ese “invierno”para que aumenten los entendimientosde las potencias hegemónicas, a fin de que las sociedades que sufren los consecuencias de lo que no pueden manejar logren experimentar un verdadero verano árabe.

[1] Strack, Columb.“Islamic State´s caliphate shrinks by 14% in 2015”. En:Jane´s International Review, 21de diciembre de 2015.

[2][2]Strack, Columb.“Syrian government territory grows by 1,3 % with Russian military support”. En: – Jane´s International Review, 21 de enero de 2016.

[3] Dalton, Melisa .“Wanted: a US Strategy for Syria and Iraq”. En: Global Forecast 2016 , Center for Strategic and International Studies,diciembre de 2016.

[4] Schmidt, Michael.“More is needed to beat ISIS, Pentagon officials conclude”. En: New York Times, 28 de enero de 2016.

[5] Power, Samantha.“Statement on the situation in Syria”.Representante de EE. UU. ante ONU, ONU, 18 de enero de 2016.

[6] Cumming, Nick.“UN envoy prepares to set date for Syria talks to resume”. En:New York Times, 25 de febrero de 2016.

[7] Charbonneau, Louis.“Key powers mulling possibility of federal division of Syria”. Reuters, 11 de marzo de 2016.

[8]SyrianRefugee and IDB Crisis. En: http://reliefwb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/ECDM_20150229_Syria, 2 de marzo de 2016

[9] Sanger, David.“Syria truce comes with Price, but not for Assad”. En: New York Times, 26 de febrero de 2016.

[10] Kanter, James.“Turkey places conditions on EU for migrant help”. En:New York Times, 7 de marzo de 2016.

[11] Ghorabi, Mohamed.“Houthis, saudis discuss ending Yemen war”. Reuters, 9 de marzo de 2016.

[12] Cordesman, Anthony.“The Human cost of war in the Middle East”. En: www.csis.org/burke/org, 3 de marzo de 2016.

[13] Colquhoun, Cameron.“Tip of the Spear?Meet ISIS´s special operations unit Katibat al-Battar”, 16 de febrero de 2016.

[14] Sanger, David. “US struggles to explain Alliance with saudis”. En:New York Times, 4 de enero de 2016.

[15]Hirsfeld, Julie, “Anti-ISIS coalition to intensify efforts”. En: New York Times, 2 de febrero de 2016.

[16] Freeman, Colin.“ISIL recruiting migrant ‘army of the poor’ with $1.000 sign-up bonuses”.AFP, 1 de febrero de 2016.

[17] Schmitt, Eric.“Obama is pressed to open military front agaisnt ISIS in Lybia”. En:New York Times, 4 de febrero de 2016.

[18] Elumami, Ahmed.“Libyan forces battle ISIS in Sabratha, three killed”. Reuters, 26 de febrero de 2016.

[19] Schmitt, Eric.“Pentagon plan to fight ISIS in Lybia includes barrage of airstrikes”. En:New York Times, 8 de marzo de 2016.

[20] Cordesman, Anthony. “Saudi Arabia and the United States: common interests and continuing sources of tension”. En: www.csis.org/burke/org, 29 de febrero de 2016.

[21]Yeginsu, Ceylan y Rick Gladstone.“Turkey says ground operation in Syria is only way to stop war”. En: New York Times, 16 de febrero de 2016.

Publicado en: Defensa, Internacional
Etiquetas:
**Array ( [author] =>

[email] => [url] =>

)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, y las Consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario soez o agresivo , será eliminado o inhabilitado para volver a comentar.


 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.