Un nuevo tipo de terrorista

Los últimos atentados en Manchester y Londres ponen el foco en un nuevo tipo de terrorista: el “Inghimasi”, que se traduce del árabe como “combatiente suicida que se sumerge en la línea del enemigo sin intención de regresar con vida”. Por Omar Locatelli / Especial DEF

 

 

El nuevo “kamikaze” islámico y la madre de Satán

A partir de los últimos atentados en Londres, que repiten el patrón de lo sucedido en Niza, París y Manchester anteriormente, está claro que nos enfrentamos a un nuevo tipo de combatiente conocido como Inghimasi, que se traduce del árabe como “combatiente suicida que se sumerge en la línea del enemigo sin intención de regresar con vida.” Esta definición también captura el supuesto importante de no retorno. El término es bastante nuevo y comenzó a aparecer con cierta regularidad en los medios de comunicación en lengua árabe en la segunda mitad de 2013. Parece ser una nueva categoría estándar de los combatientes del Estado Islámico, a partir del testimonio de un tunecino desertor, quien al incorporarse al grupo se le dio a elegir entre ser un suicida, un inghimasi, o un luchador regular. También se han descubierto este tipo de combatientes en Yemen, a partir de un artículo de prensa de noviembre de 2013 que menciona los aspectos subversivos de infiltrarse en las líneas enemigas, para ponerse el uniforme del enemigo.

Este nuevo tipo de combatiente trabaja en conjunto con los terroristas suicidas, diferenciándose en que generalmente lo hacen a pie, armados con granadas y armas ligeras, y operan en un grupo, mientras los atacantes suicidas tienden a actuar solos para detonar los explosivos que cargan. Además se caracterizan por buscar objetivos que favorezcan las operaciones contra víctimas en masa. También se entrenan para ser equipos de liquidación, encargados de asesinar a aquellos que se niegan a jurar lealtad a Al-Baghdadi.

En el campo de batalla estos combatientes suicidas funcionan como fuerzas de choque, tratando de aflojar las defensas enemigas. También trabajan en pequeños equipos para atacar blancos no militares, como en los ataques contra el Hotel Corinthia en Trípoli a finales de enero y el Museo del Bardo en Túnez el pasado mes de marzo. No obstante la principal preocupación es que van a la operación con la esperanza de no volver.

Además, aparte de su nueva forma de combatir han encontrado un nuevo tipo de explosivo de fácil confección: triperóxido de triacetona, o TATP (siglas en inglés). Este descubrimiento se ha convertido en el explosivo oficial del Estado islámico en Europa, porque permite armarlo con productos comunes – decolorante de cabello y quitaesmalte de uñas – que se encuentran fácilmente en cualquier mostrador en toda Europa. Tal es su potencial que se lo apoda “la madre de Satán” .

Estos ataques representan un cambio en la rama de operaciones exteriores del Estado islámico que fue publicado por primera vez en la revista en línea de lengua francesa del grupo, Dar al-Islam, en marzo pasado.

En los anteriores ataques a pequeña escala, el Estado Islámico, al igual que Al Qaeda antes, había apuntado a objetivos simbólicos, incluidas las instalaciones de seguridad y los establecimientos con claros vínculos con Israel, o los intereses judíos, como el Museo judío en Bruselas. Pero en una entrevista publicada en la revista en línea, un alto jefe operativo identificado como ISIS Boubakar al-Hakim, quién se describe como el padrino de yihadistas franceses, aconsejó a sus seguidores a abandonar el simbolismo: “Mi consejo es dejar de buscar objetivos específicos. Golpear a todos y todo”.

La actualización en el manejo del salvajismo

Más aún, el 29 de septiembre de 2014, se publica en el diario libanés “Daily Star” un libro escrito por Abu Bakr Naji llamado “El manejo del Salvajismo”, teniendo como subtítulo -la etapa más crítica por la que deberá pasar el islamismo- . Si bien el libro fue publicado en internet en el 2004, a partir de la proclamación del califato del Estado Islámico (05 Jun 2014 en Mosul –Iraq-) se lo tomó como doctrina fundacional. En el mismo se describen los sucesivos pasos para su instalación regional, fijando las etapas de acción:

1º etapa: Guerra de humillación, mediante el agotamiento a través de una guerra en pequeña escala.

2º etapa: Difusión del Salvajismo, para separar las regiones a ser separadas de los apostatas (se pasa de la Guerra de Guerrillas limitada al Terrorismo en gran escala).

3º etapa: Administración del salvajismo, para establecer una sociedad combatiente con objetivos de autodefensa (formación de una agencia de Inteligencia).

Además proclama la creación de un Programa Político-Social para unificar los “corazones del pueblo” y de un enclave rudimentario para el control del movimiento y expandirse, además de rechazar a los enemigos y colocarlos a la defensiva”.

La razón originaria de libro es el desprecio de Naji por la blandura de la interpretación religiosa actual, razón por la cual exalta las tácticas brutales y se justifica recordando que los dos califas que siguieron al profeta Mahoma «quemaron a la gente con fuego, aun cuando era odioso, porque comprendían el efecto de la dura violencia en épocas de necesidad». Además considera que en el desorden de los anteriormente estables países árabes, los yihadistas podrían prevalecer por medio del «manejo del salvajismo».

Como expresión de su contenido basta con leer uno de sus párrafos “Hacer la batalla muy violenta, de modo que la muerte sea un latido constante, por lo que los dos grupos se darán cuenta que entrar en esta batalla con frecuencia los llevará a la muerte. Ese será un poderoso motivo para que el individuo elija luchar en las filas de la gente de verdad para morir bien, lo que es mejor que morir por una falsedad y la pérdida de este mundo y del próximo“.

Inshallah (quiera Dios en árabe) que antes de morir por una falsedad para evitar la pérdida del próximo mundo, esos combatientes puedan aprenden a vivir bien en éste como camino de su reconciliación confesional y política con su región y el mundo. Al respecto, nada mejor que recordar al guerrero de la 2da Guerra Mundial al que decir que “para ganar una guerra no hay que morir por su Patria, sino hacer que el enemigo muera por la suya”.

Publicado en: Actualidad, Defensa & Seguridad
Etiquetas: ,
**Array ( [author] =>

[email] => [url] =>

)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, y las Consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario soez o agresivo , será eliminado o inhabilitado para volver a comentar.


 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.